Curso de Piano para Niños

Está demostrado que el aprendizaje de un instrumento musical, a corta edad, mejora las habilidades del lenguaje, la memoria, la conducta o la inteligencia espacial, fundamentales para los pensamientos de la vida cotidiana, desde solucionar problemas matemáticos complejos hasta los más simples detalles de la vida diaria. Así mismo, la práctica de tocar un instrumento mejora el estado anímico de los niños y su relación con los demás.  Tocar un instrumento convierte a quien lo hace en una persona metódica que planifica bien sus tareas y que tiene mucha capacidad de atención.

La música es un medio de expresión, y una consecuencia de ello es una buena autoestima, así, el niño vence sus miedos y asume riesgos, aportando a su seguridad personal y autoconfianza. 

Este curso garantiza la calidad académica a través de sus profesores y la mejor metodología especializada, asegurando la entrega de todos estos nuevos conocimientos de manera lúdica, pero altamente enriquecedora para el pequeño iniciado. Además este curso, tal como su nombre lo indica, inicia al alumno a la interpretación musical, a través del piano, con el 100% de sus herramientas que le permitirán continuar por la senda musical completa.

¿Por qué el piano?

El piano, a diferencia de otros instrumentos, provee al recién iniciado una menor exigencia en cuanto a su ejecución, puesto que con el simple hecho de presionar una tecla, éste le provee, no sólo de un simple sonido, sino de una nota musical. Así, el piano se convierte en el “instrumento base” para cualquier otra disciplina musical al cual el niño desee posteriormente cambiar (otros instrumentos, canto, etc.)

 

¿Cuál es la edad ideal para iniciar al niño en la interpretación de un instrumento?

Numerosos estudios avalan las ventajas de iniciar el estudio de un instrumento antes de los seis años de edad, pues es la etapa de formación fisiológica de neurotransmisores, así como de la formación psicológica y conductual de la persona.

 

¿Por qué estudiar con un especialista?

La enseñanza musical más adecuada a estas edades aprovecha la imaginación y espontaneidad del menor, en lugar de imponer una disciplina cerrada, con el objetivo de que las clases se conviertan en una sesión de juegos con música y movimiento, no en una tarea obligatoria. Por ello, es esencial que la tarea esté en manos de una persona especializada en niños muy pequeños, ojalá con una vasta trayectoria académica en este campo, principalmente porque aquel aprendizaje difiere mucho al de los adultos.  

 

CARACTERÍSTICAS DEL CURSO

Las clases son individuales, pudiendo los padres estar presentes o no (optativo). Para favorecer el avance del alumno, se recomienda la participación del apoderado, al menos al finalizar la clase, así el profesor explicará a ambos (niño y apoderado) los contenidos a reforzar en casa, así como los logros y avances obtenidos durante la misma.

METODOLOGÍA

Aunque varía de acuerdo a la edad del niño y la dinámica de cada profesor especializado, la metodología utilizada incorpora elementos como lápices, block de dibujos, canciones e imaginación con el fin de mezclar la expresión plástica del niño en el descubrimiento de la música y la entretención.

El profesor evalúa clase a clase al alumno, de acuerdo al programa de contenidos previamente establecido, así mismo, elabora estrategias de trabajo en casa y metas a obtener para la clase siguiente. 

PROFESORES

Carlos Faúndez, Christian Lizama, Susam Acuña y Felipe Faúndez